Estados Unidos confirmado como país con poliovirus de origen vacunal circulante por la OMS

Estados Unidos confirmado como país con poliovirus de origen vacunal circulante por la OMS

La incorporación oficial de EE. UU. a la lista fue anunciada la semana pasada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU donde la Organización Mundial de Salud ha identificado cVDPV. El poliovirus circulante derivado de la vacuna ocurre cuando la inmunidad local al poliovirus es lo suficientemente baja como para permitir la transmisión prolongada del virus original debilitado en la vacuna oral contra la polio.

A medida que el virus circula y ocurren más cambios genéticos, el virus puede recuperar su capacidad de infectar el sistema nervioso central y causar parálisis.

Noticias relacionadas

Lluvias históricas en Puerto Rico por Fiona

septiembre 19, 2022

Las 6 enfermedades que podrías contraer en un baño

septiembre 18, 2022

Las 6 enfermedades que podrías contraer en un baño

septiembre 18, 2022

Por ello, en un comunicado, los CDC agregaron: Las secuencias genéticas del virus del paciente del Condado, y las muestras de aguas residuales recolectadas en Nueva York se han relacionado con muestras de aguas residuales en Jerusalén, Israel y Londres, Reino Unido, lo que indica transmisión comunitaria. Las secuencias virales del paciente y de tres muestras de aguas residuales tenían suficientes cambios genéticos para cumplir con la definición de poliovirus derivado de la vacuna (VDPV).

Surgen interrogantes frente a las vacunas de Polio

Fundamentalmente, no hay una recomendación general para que las personas completamente vacunadas busquen refuerzos contra la polio.

Pero, ¿acaso las personas que recibieron todas las dosis de la vacuna contra la poliomielitis cuando eran niños ahora necesitan un refuerzo? Y ¿Qué se debe hacer si no se está seguro de su estado de vacunación o si sabe con certeza que no ha recibido la vacuna contra la poliomielitis?

"Ciertamente, por el momento, no ha habido ninguna recomendación nacional o local para que las personas que están seguras de su serie de vacunación infantil necesiten un refuerzo adicional", dijo el Dr. William Schaffner, profesor de medicina en la división de enfermedades infecciosas. Sin embargo, señaló que puede haber circunstancias seleccionadas, en las que podría ser razonable que una persona busque un refuerzo.

Tipos de vacunas contra la poliomielitis

Desde el año 2000, EE. UU. solo ha usado la vacuna contra la poliomielitis inactivada (IPV), una inyección que generalmente se inyecta en el brazo o la pierna y contiene un poliovirus "muerto" que no puede causar enfermedades, según los CDC .

Otro tipo de vacuna contra la poliomielitis, la vacuna oral contra la poliomielitis (OPV), es igualmente efectiva, pero su uso se detuvo en los EE. UU. porque contiene poliovirus vivos, pero debilitados, informó Live Science anteriormente.

Principal reto de los funcionarios de salud es vacunar

Por ahora, la principal preocupación de los funcionarios de salud es vacunar a quienes aún no han completado su serie de vacunas contra la poliomielitis, dijo Schaffner.

"La vacunación contra la poliomielitis es la forma más segura y mejor de combatir esta enfermedad debilitante y es imperativo que las personas de estas comunidades que no están vacunadas se pongan al día con la vacunación contra la poliomielitis de inmediato", dijo el Dr. José R. Romero, director del Centro Nacional de los CDC.

Vacunas con virus debilitados

Estos virus debilitados pueden eliminarse en las heces de las personas vacunadas y, en raras ocasiones, pueden evolucionar para comportarse como los poliovirus salvajes que ocurren naturalmente, capaces de causar enfermedades y potencialmente parálisis en las personas no vacunadas.

Debido a este riesgo, EE. UU. ahora solo administra la IPV, pero los poliovirus "derivados de la vacuna" aún pueden importarse potencialmente de lugares que usan la OPV, y eso es exactamente lo que sucedió en el brote actual. "Revela cuán vulnerables somos a las importaciones, no solo de poliovirus, sino de otros virus, gérmenes, del exterior", dijo Schaffner.

Recomendaciones para protegerse de la poliomielitis

Para protegerse contra la poliomielitis, los CDC recomiendan que los niños de EE. UU. reciban cuatro dosis de IPV, con una dosis administrada a cada una de las siguientes edades: 2 meses, 4 meses, entre 6 y 18 meses y entre 4 y 6 años

Los adultos que nunca han recibido una vacuna contra la poliomielitis deben recibir tres dosis de IPV. Estas personas pueden recibir su primera dosis en cualquier momento, recibir la segunda dosis uno o dos meses después y recibir la tercera dosis entre seis y 12 meses después, recomiendan los CDC. Los adultos que recibieron solo una o dos dosis en el pasado deben buscar dosis adicionales para llegar a las tres recomendadas.

La mayoría de los residentes de los EE. UU. completan su serie de vacunas contra la poliomielitis en la infancia y, por lo general, no se recomienda que reciban refuerzos más adelante en la vida. "Esto es solo un testimonio de la protección muy sólida y de por vida que obtienes de la vacuna contra la polio", dijo Schaffner.


0:00